Fideicomiso ciego: Macri se defiende en la justicia de los Panamá Papers | Internacional | EL PAÍS