El mundo ‘offshore’ de Mossack Fonseca, bajo la lupa